Me llamo Sebastián aunque por alguna razón que aún no comprendo, muy pocas personas me llaman así. Me llaman "Gordo", "Gordopilo", "Gordito" que se parecen tanto a mi nombre como un huevo a una castaña. También me llaman "Sebas", pero creo que sólo lo hacen porque es más cómodo. Mi madre es de Buenos Aires, mi padre de Madrid y yo... YO SOY ¡MALAGUEÑO!

17 julio 2006

JAVI


Ese tipo que me come el brazo, me ha regalado un clavel y se llama Javi. Es mi vecino y es de la Hermandad de la Virgen del Carmen. Me ha gustado mucho verle ahí, a él y a su hermano Jose. El clavel olía muy bien así que se lo he dado a oler a cualquiera que pasara cerca de mí: a mi padre, a mi madre, a una señora con un traje de flores, a unas ancianas sonrientes, a la encargada del quiosco de periódicos. A todo el mundo le he dado a oler el clavel que me ha regalado Javi. Un clavel muy importante que no he soltado durante toda la procesión porque me lo ha regalado Javi y Javi era uno de los que llevaba el trono de la Virgen y Javi es mi vecino (vivimos en el mismo piso) y, sobre todo, porque Javi me cae requetebién y ese clavel me lo ha regalado a mí.