Me llamo Sebastián aunque por alguna razón que aún no comprendo, muy pocas personas me llaman así. Me llaman "Gordo", "Gordopilo", "Gordito" que se parecen tanto a mi nombre como un huevo a una castaña. También me llaman "Sebas", pero creo que sólo lo hacen porque es más cómodo. Mi madre es de Buenos Aires, mi padre de Madrid y yo... YO SOY ¡MALAGUEÑO!

17 julio 2006

OTRO VIDEO



Powered by Castpost

JAVI


Ese tipo que me come el brazo, me ha regalado un clavel y se llama Javi. Es mi vecino y es de la Hermandad de la Virgen del Carmen. Me ha gustado mucho verle ahí, a él y a su hermano Jose. El clavel olía muy bien así que se lo he dado a oler a cualquiera que pasara cerca de mí: a mi padre, a mi madre, a una señora con un traje de flores, a unas ancianas sonrientes, a la encargada del quiosco de periódicos. A todo el mundo le he dado a oler el clavel que me ha regalado Javi. Un clavel muy importante que no he soltado durante toda la procesión porque me lo ha regalado Javi y Javi era uno de los que llevaba el trono de la Virgen y Javi es mi vecino (vivimos en el mismo piso) y, sobre todo, porque Javi me cae requetebién y ese clavel me lo ha regalado a mí.

VIDEO : En la procesíón de la Virgen Del Carmen


Powered by Castpost

El año que viene seré de la Hermandad de la Virgen del Carmen. La procesión es emocionante y pasa muy cerca de mi casa. Ese que ven ahí que parece que se mete la mano en la boca soy yo tocando mi trompeta invisible. Es una trompeta con la forma de trompeta habitual, pero al ser invisible, no tiene botones que pulsar, basta con sostenerla cerca de la boca. El sonido de mi trompeta invisible es limpio y puro, un sonido casi perfecto. No lo oirán, porque lo tapan los sonidos de las trompetas visibles, pero si se acercaran, muy pegados a mí, lo oirían y coincidirían conmigo en que mi trompeta invisible suena tan bien como la del mejor trompetista de todos los tiempos. ¡O mejor!

15 julio 2006

CAMBIO DE GUARDERÍA




He cambiado de guardería. Ahora que ya ha pasado todo les contaré la verdad. La otra guardería era tan pequeña que, algunas veces, parecíamos ganado en un vagón. Ahora estoy en la de mi tía Daniela. Está lejos de casa, pero eso no parece importarle a nadie. La guardería de mi tía es formidable: tiene un jardín enorme y hay piscinas y huerta y avispas. Y las salas son gigantes y se come requetebién. Yo me lo paso mucho mejor ahora que antes. En la otra, en esa guardería tan pequeña, me aburría mucho. Estoy tan contento que hasta dejo que Daniela me de un yogur, ¡a mí, que ya soy autosuficiente y soy capaz de comer yogur perfectamente con cucharilla!. Dirán que es lo normal pero, ¿a alguno de ustedes, que saben comer mejor que yo, les gusta que otra persona les llene una cuchara con yogur y se la ponga en la boca?

12 julio 2006

NADANDO



Estoy aprendiendo a nadar aunque de momento sólo floto si me sostengo en los brazos de cualquiera de estos dos que aseguran ser mis padres. Tardo mucho en meterme en el agua: siempre está fría. Una vez que logro entrar en el agua me gusta quedarme dentro, aunque tirite de frío uy me castañeen los dientes. No importa. A esta edad, dicen los expertos, que aún no sabemos distinguir entre frío y calor, que todo nos parece lo mismo. ¡Mienten! ¡Claro que se que es el frío y qué es el calor! ¡Claro que se cuando me quemo la lengua con algo caliente y cuando se me queda la piel tiesa en ese agua helada! En fin... ¡expertitos en niños!

NI ESPAÑA NI ARGENTINA



Ni España ni Argentina han ganado el mundial de fútbol, a pesar de que estos dos creyeron que si me disfrazaban de hincha, los españoles o los argentinos ganarían. El caso es que no han ganado. Y supongo que, si no lo han hecho, si ni España ni Argentina han ganado ese mundial entonces es que juegan mal ¿no?