Me llamo Sebastián aunque por alguna razón que aún no comprendo, muy pocas personas me llaman así. Me llaman "Gordo", "Gordopilo", "Gordito" que se parecen tanto a mi nombre como un huevo a una castaña. También me llaman "Sebas", pero creo que sólo lo hacen porque es más cómodo. Mi madre es de Buenos Aires, mi padre de Madrid y yo... YO SOY ¡MALAGUEÑO!

10 junio 2006

LA TELEVISION




La televisión es una caja negra con unos botones que sirven para encenderla y apagarla. Cuando está encendida, salen dibujos o señores hablando sin parar. La televisión es aburrida porque no se puede jugar con nadie que salga dentro de ella. Parece que el único juego posible es ver cómo juegan los que están al otro lado y eso es tremendamente soso. A mí, lo que realmente me divierte de la televisión es encenderla y apagarla: apretar el botón de encender y esperar a que salga una imagen. Y después, apagarla. A estos dos tipos que aseguran ser mis padres, les parece bien que la encienda y la apague 2.000 veces salvo que juegue Argentina un partido de fútbol. En ese caso creo que serían capaces de dejarme sin comer.